ERA DE VALORES Y TALENTO

Escrito por joaquinruizdevilla 21-01-2010 en General. Comentarios (0)

Artículo publicado en el diario "El Mundo Cantabria" el 26-11-2009


En el lenguaje chino, crisis es igual a oportunidad, basándonos en esto estoy seguro que se comprenderá mejor la realidad que estamos viviendo actualmente. En primer lugar, resaltar que si bien la causa inmediata de la situación económica actual es evidentemente financiera, no es menos cierto que la verdadera causa en origen es la pérdida de valores éticos y de talento de los gestores. 

Primeramente, destacar el importante progreso económico que la sociedad Española ha experimentado en las últimas cinco décadas. Todo comenzó con el éxodo rural hacia las ciudades con lo que una mayoría de la población se pasó del sector primario al industrial. Posteriormentelos servicios, especialmente la construcción y el turismo han sido la locomotora de la economía del país. 

Pero a la vez que las clases medias crecían en poder adquisitivo y formación, no lo hacían en los valores y la ética que las clases regentes predominantes anteriormente habían venido practicando. Más al contrario, los comportamientos inmorales y vulgares más propios de clases bajas se  imponían, con la ayuda de algunos medios de divulgación de masas que llevan tanto a jóvenes como a sus progenitores a una pérdida de identidad manifestada en su imagen y en sus comportamientos egoístas y agresivos en familia, colegio o trabajo y socialmente.

Así llegamos al momento en el que solamente el endurecimiento de las leyes y no los principios morales propios pueden frenar el comportamiento que lleva a ver que la nave del mundo va sin rumbo alguno. Es imprescindible pues, la aplicación correcta de esas leyes con sanciones ejemplares a políticos y gestores corruptos y con la denuncia a los inmorales para devolver la confianza a los ciudadanos y la conciencia individual de cada uno.

Es el momento de aprovechar para reconducir la nave mediante la vuelta a los valores de la familia, respeto, disciplina, esfuerzo,aprendizaje, solidaridad, justicia, y en definitiva la nobleza de laspersonas y sus correspondientes comportamientos de generosidad,honestidad, honradez, liderazgo, valor, lealtad y servicio a los demás.

Solo de esa manera, con la elección de gestores sociales y de organizaciones con grandes valores humanos y con “talento,” es como la situación actual se considerará una oportunidad para que el futuro sea prometedor y con perspectivas de optimismo y felicidad para todos.

También es recomendable, que desde los colegios se forme a los jóvenes más en valores y comportamientos que en conocimientos y tecnologías. Así nuevos conceptos basados en la psicología positiva como el “coaching” o la “inteligencia emocional” utilizados hasta ahora solamente por gurús y altos directivos de empresas multinacionales, han de llegar hasta las Pymes, los ciudadanos de la calle y por supuesto hasta los colegios, pues esas generaciones son las que más tiempo lo pueden aprovechar y son las que definirán un futuro económico y social más próspero en nuestro querido país llamado todavía España.